La anestesiología, como especialidad, fue pionera en el uso de simuladores para entrenar a los médicos. La Comisión Directiva siguió con atención e interés esta propuesta para finalmente incorporarla como herramienta educativa y ponerla a disposición de los socios y residentes en formación.


La AAARBA incorpora su primera sala de simulación

El Centro de Simulación de la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AAARBA) fue el primero en Latinoamérica en adquirir e incorporar la tecnología del Simulador de Paciente Eagle Multiparamétrico. Fue inaugurado en el año 1989 y se instaló en el edificio de Fragata Sarmiento.

En este espacio los anestesiólogos se entrenaban en problemas anestésicos complejos y situaciones críticas sobre un maniquí que reproducía eventos que habitualmente ocurren con los pacientes en el quirófano. El simulador era controlado, en forma remota, desde una sala de control separada del ambiente de simulación por una ventana tipo cámara Gesell (habitación acondicionada que permite la observación de personas en acción sin interferencia de un tercero. Está conformada por dos ambientes, separados por un vidrio de visión unilateral, con equipos de audio y de video para la grabación de diferentes experimentos). 



Una segunda sala de simulación en la sede de Aranguren

Las sucesivas Comisiones Directivas de la AAARBA, desde 1989 hasta el presente, han estimulado el uso de la simulación como herramienta docente, tanto para sus socios como para los alumnos de la Carrera. Es por eso que en el  2010, luego de 20 años de la primera sala de simulación, la Asociación compró un nuevo simulador de paciente humano acorde con los avances tecnológicos de la época.

Así fue como ingresó el segundo Simulador de Paciente Humano para anestesia de la empresa METI, que más tarde sería adquirida por CAE, desarrolladora de simuladores de vuelo.

Se trató de un simulador robusto y potente en su modelo fisiológico cardiovascular y respiratorio. Por primera vez, la solución ofrecida por este contratista incluía un sistema automático de captura y reproducción de video y audio denominado “METI-VISION”, con el fin de almacenar las capturas de los eventos en tiempo real y luego reproducirlos con el objetivo de hacer el análisis del caso simulado.


Se crea el Centro de Simulación AAARBA, incorporando la transmisión en vivo al auditorio


Montar un centro de simulación no termina con la compra del simulador, para este nuevo equipamiento fue necesario crear un nuevo escenario, muy similar al de la primera experiencia con su sala de control y cámara Gesell, pero haciendo una réplica absoluta del entorno de un quirófano, con todos sus muebles, equipamiento y dispositivos. Esta vez, la sala contaba con múltiples cámaras digitales para el METIVISION, agregando la “décima dimensión”, lo que se considera la participación indirecta de gran cantidad de espectadores a través de la transmisión en vivo a un auditorio para cien personas. 

El propósito de ese entonces era amplificar el evento de simulación, en forma tal, que los encuentros tuvieran la mayor cantidad de participantes posible, los cuales no necesariamente estarían físicamente dentro de la sala de operaciones. Para que esto fuera posible, se contrataron Ingenieros de Sonido y Video, quienes acondicionaron acústicamente el área y montaron un sistema de alta fidelidad con múltiples parlantes, subwoofers y cámaras de alta definición.


Expansión y simulación “in situ”

 

Entre el 2011 y el 2013 se advirtió que el quirófano 1 quedaba chico y se estaba utilizando el aula adyacente como “shock room”, acondicionada precariamente, y se llegaba hasta el garaje de la sede Aranguren donde se recreaban los escenarios de accidentes en vía pública con ambulancias, los cuales se proyectaban al auditorio desde exteriores, utilizando cámaras montadas en estas áreas.            

Los talleres fueron un éxito y el pedido de más actividades, por parte de alumnos y socios, derivó en la decisión de expandir el Centro de Simulación AAARBA a 4 salas multipropósito, todas equipadas de la misma manera, incorporando otro tipo de tecnología diferente a la del robusto METI.

Es imposible que un solo simulador sirva para todos los propósitos en sí mismo. Es por eso que la tecnología corriente está orientada a los “sistemas modulares” de simulación, con prestaciones particulares, como el simulador materno infantil para partos automáticos SimMom, de Laerdal, capaz de desplegar todas las complicaciones del parto y la anestesia en embarazadas; el TesteChest, de Organis, destinado a simular la ventilación mecánica en pulmones normales o enfermos; el TTE mobile, de Inventive Medical, para la práctica de ecocardiografía transtorácica peri operatoria, y el simulador SImMan 3G que pueden integrarse con ellos, amplificando las prestaciones.

Es importante destacar que todos los simuladores son portátiles. La posibilidad de contar con tecnología móvil, multipropósito, brinda a la AAARBA la posibilidad de “llevar” la simulación de alta fidelidad a lugares remotos, siendo su prioridad el entrenamiento del personal en hospitales públicos, haciendo simulación “in-situ”.



Instructores

Director: Dr. Mario Valotta

  • Dra. María Belén Arbizu
  • Dr. Agustín Arraiza Aguilar
  • Dra. Laura Antonella Aurilio Ponce
  • Dra. Paula Chiesa Vaccaro
  • Dra. Merlina Alejandra Conti
  • Dra. Agustina Pilar De Unterrichter 
  • Dr. Maximiliano Franco Vitale
  • Dr. Federico Grinberg
  • Dra. Natalia Belén Jullier
  • Dr. Fernando Diego Lamas
  • Dr. Tomás Lavitman
  • Dr. Fernando Horacio Leone 
  • Dr. Gonzalo Emanuel Mansilla
  • Dr. Francisco Carlos Martemucci
  • Dr. Aranzazu María Martínez
  • Dr. Federico Andrés Mega Díaz
  • Dr. Bruno Rizzi
  • Dr. Martín Emanuel Schick
  • Dra. Micaela Belén Sena
  • Dra. María Julieta Trobbiani
  • Dra. Ana Vincent
  • Dra. Natalia Sio