Para la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AAARBA) es fundamental la Responsabilidad Social Institucional (RSI). Ella tiene un compromiso permanente con la comunidad.


Entrenamientos en reanimación cardiopulmonar


Las posibilidades de sobrevida de las personas que tienen un paro cardíaco se multiplican cuando reciben reanimación cardiopulmonar (RCP).

Es por ello que la AAARBA tiene como propósito que cada vez más integrantes de la comunidad se encuentren preparados para practicar las maniobras y así poder ayudar a las víctimas de muerte súbita. 

La Asociación lleva más de 12 años realizando entrenamientos masivos y gratuitos, en los que ya se entrenó a más de 8.000 personas. Se organizan, como mínimo, dos veces por año en diferentes parques y plazas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Además, desde el año 2011, realiza los entrenamientos en las escuelas del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de manera totalmente gratuita. Ya participaron de los talleres más de 18.000 alumnos.

En sintonía con lo anterior, en septiembre de 2019 se lanzó el proyecto “RCP desde mi cole”, a través del cual se comenzó a entrenar en reanimación cardiopulmonar a niños de entre 3 y 7 años. Se trata de  una capacitación mediante canciones, creada por la médica española Marta Nonide Robles, quien estuvo en la Argentina para el lanzamiento del programa y para firmar junto a la AAARBA un acuerdo de cooperación con el propósito de impulsar el programa en el país.        

 

Compromiso con la salud pública


Desde su constitución, la Asociación se encuentra altamente comprometida con la salud pública. Siempre se caracterizó por fomentar e incentivar la importancia de ejercer la especialidad en instituciones que revistan tal carácter ya que prácticamente el 95% de los médicos se ha formado en dichas instituciones. 

Hace varios años, la Legislatura Porteña sancionó la ley 2288, publicada en el Boletín Oficial Nº2639 del 7 de marzo del 2007, por la cual declaró “la emergencia de los servicios y/o unidades y/o divisiones y/o secciones de anestesia y/o anestesiología de los efectores del subsector estatal de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el objetivo de sanear la situación crítica que atraviesa la prestación de la especialidad”. 

Frente a ello, la AAARBA -pese a no tener obligación alguna- se avocó al diseño de políticas institucionales basadas en incentivos dirigidos a sus socios en pos de recuperar en ellos el espíritu de pertenencia al hospital público, poniendo su experticia al servicio de la población.

Dentro de dichas políticas, en el año 2006 se resolvió que todo Anestesiólogo que ingresara a la Asociación debería prestar servicios en un hospital público durante un período no inferior a dos años. En el 2007 otra Asamblea dispuso que todos aquellos socios que realizaran el Curso de Posgrado que dicta la entidad debían ejercer la especialidad en un hospital público por el mismo período que durase su formación -cuatro o cinco años según el caso- con una carga horaria de hasta 48 horas semanales (dos guardias por semana). Para aquellos Anestesiólogos que se incorporasen ya especialistas el plazo siempre sería de 5 años. En el mismo sentido, en el 2012 se incluyó el equivalente en plantas quirúrgicas como alternativa a la realización de las guardias semanales.

Finalmente, en el año 2017, la Asamblea resolvió modificar el Estatuto, incorporando al art 11 el inciso d). A través de él se estableció que los asociados adherentes, para conservar dicha condición, debían brindar servicios en hospitales públicos, con una carga horaria de hasta 48 horas semanales, hasta reunir los requisitos necesarios para acceder a la categoría de activo, quedando a cargo de la Comisión Directiva el contralor de dicha circunstancia como así también su reglamentación. Dicha modificación estatutaria resultó aprobada el 10/08/2018 por resolución Nro.1660 de la Inspección General de Justicia.


Donaciones


Acercar el recurso humano anestesiológico a los hospitales públicos no es la única forma de colaboración de la AAARBA. 

Conscientes de las necesidades que muchas veces atraviesa el sector y para mejorar la calidad de atención de los pacientes, en el 2019 se donó -a todos los hospitales públicos donde los asociados de la AAARBA desempeñan su labor- un carro de vía área dificultosa llamado Vortex.

Esta herramienta que proporciona el instrumental y las ayudas cognitivas necesarias para resolver una crisis de vía aérea fue ideada en Australia y es sumamente evolucionado para atender a los pacientes que presentan dificultades para intubar.

Además de la donación, se llevó adelante una capacitación personalizada para que todos los anestesiólogos pudieran aprender a usar los componentes del carro.

Asimismo, colabora con las instituciones que se enumeran a continuación:

  • Parroquia Nuestra Señora del Luján
  • Fundación Dolor
  • Fundación Banco de Alimentos
  • Red Solidaria - Campaña Frío Cero  
  • Cooperativa del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
  • Patronato de la Infancia



Fundación Dolor


Sabiendo que el dolor -especialmente el crónico- es un síntoma por momentos insoportable y que muchas veces llega a constituir toda la enfermedad, el 30 de octubre de 1991 una Asamblea General Extraordinaria de la AAARBA creó la Fundación Dolor, dedicada al estudio, la investigación y el tratamiento del dolor.      

Esta fundación, sostenida casi exclusivamente por la Asociación, ha tenido entre sus primeros objetivos la constitución de un curso para la formación de expertos en dolor, cuyo primer director fue el Dr. Luis Fiscella y que a la fecha lleva egresados muchísimos especialistas que se encuentran distribuidos por todo el país. 

A través de su Departamento Asistencial, desde el año 2000 atiende a más de 500 pacientes por mes en hospitales públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires. 

Actualmente, lo lleva adelante en las siguientes instituciones hospitalarias:      

  • Hospital General de Agudos “Dr. Teodoro Álvarez” 
  • Hospital General de Niños “Dr. Pedro de Elizalde” 
  • Hospital General de Agudos “Dr. Carlos Durand” 
  • Hospital General de Agudos “Dr. Ignacio Pirovano”
  • Hospital Municipal de Oncología “Marie Curie”
  • Hospital Interzonal Especializado en Agudos y Crónicos "Dr. Alejandro Korn"



Formación de excelencia


Todos los residentes de Anestesiología de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), del Gran Buenos Aires y de algunas localidades de la provincia de Buenos Aires realizan el Curso de la Carrera de Médico Especialista de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que es dictado por la AAARBA. El Curso de Postgrado es completamente gratuito para todos los residentes gracias a los aportes que realizan los asociados.

Además, los residentes de quince provincias del resto del país reciben la misma formación bajo una modalidad virtual.

Al finalizar la formación en la especialidad, los Anestesiólogos rinden un examen internacional que organiza la Sociedad Europea de Anestesia (ESA). Se trata de una prueba que se realiza en países del primer mundo aunque pocas naciones logran puntajes tan altos como lo hacen los Anestesiólogos de la AAARBA. Ese es el nivel científico de los especialistas que luego atienden a los pacientes en los hospitales públicos de la región. 



Seguridad del paciente


En el año 2017 la AAARBA formalizó su adhesión a la Declaración de Helsinki mediante la cual los países se comprometen a trabajar en la seguridad del paciente. Desde entonces, se han efectivizado muchas acciones que ya han originado cambios en la práctica de la anestesia.

El esfuerzo que permanentemente realiza la Asociación para mejorar la seguridad del paciente fue reconocido en el año 2018 por la Universidad Católica Argentina (UCA). En el marco del XVII Posgrado de Alta Gestión de Calidad en Servicios de Salud le otorgó una distinción por su gran trabajo en relación a este tema.

 


COVID-19

 

Con el objetivo de acompañar a los asociados durante la pandemia, se llevaron adelante numerosas acciones.

 

  • La AAARBA participó de diversas reuniones convocadas por el Ministerio de Salud de la Nación, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y el Ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Durante los encuentros se avanzó sobre distintos temas estratégicos para preparar al sistema de salud y asegurar la protección de los profesionales.

 

  • Se realizaron numerosas entregas de elementos de protección para que los asociados pudieran trabajar expuestos al menor riesgo posible.

 

  • Se llevaron adelante diversas capacitaciones presenciales en el Centro de Simulación de la AAARBA. Los grupos fueron reducidos para que los asociados pudieran entrenarse respetando los protocolos establecidos.

 

  • Se brindó todo tipo de información científica de primer nivel y se organizaron numerosas charlas. Entre ellas, el infectólogo Dr. Eduardo López y un grupo de anestesiólogos españoles compartieron su experiencia y sus aprendizajes de la crisis del COVID-19 en España.

 

  • La Asociación donó a cada uno de los Servicios de Anestesia de hospitales públicos kits de protección personal. Las entregas estuvieron compuestas por barbijos N95, camisolines hemorrepelentes, antiparras, cubrebotas y protectores faciales, entre otros elementos.

 

  • Con el propósito de reemplazar la distancia entre el paciente y el anestesiólogo durante los procedimientos de intubación orotraqueal, la Asociación creó una esfera acrílica para cubrir la cabeza del paciente. Esta especie de burbuja tiene agujeros con protección por los que el anestesiólogo puede pasar sus brazos. La AAARBA se hizo cargo del costo de producción de estas esferas, que son únicas en el mundo, y donó una a cada Servicio de Anestesia de las instituciones públicas y privadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires.

 

  • A partir de diversas investigaciones realizadas en el Centro de Simulación, la AAARBA desarrolló un avance que cuenta con el aval internacional, de por ejemplo, la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor. La Asociación demostró, en un simulador que genera escenas reales, cómo es posible ventilar a un paciente con COVID-19 con un ventilador de no invasiva, es decir, con un respirador común. Este hallazgo resultó fundamental para multiplicar la disponibilidad de respiradores.